Patimonio Moderno

Quito fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1978, entre otras razones por las características de conservación, especialmente en cuanto a su trazado urbano y sus particularidades arquitectónicas.  No es sino hasta 1987, en que luego de ser golpeado fuertemente por un sismo de una intensidad amenazante, las autoridades toman serias medidas en cuanto a la protección y sobre todo estrategias relacionadas con la conservación.  A partir de entonces se arranca en un proceso qué, más allá de los profesionales específicos y la administración, se va creando toda una cultura ciudadana en la consciencia del valor patrimonial, como tal;  ésto producirá que para entrado el nuevo siglo, se empiece a discutir la relevancia de otros valores patrimoniales.  Los intangibles, las fiestas, el patrimonio vegetal, el patrimonio rural y otros espacios urbanos que no se correspondían a épocas antiguas.

Palacio Legislativo, "icono", Imagen: Nassia Panagiotidi
Palacio Legislativo, “icono”, Imagen: Nassia Panagiotidi

A partir de ello, con el soporte local del estudio cero80 de Quito,  hemos trabajado sobre una propuesta que pretende articular la condición evolutiva de conciencia respecto al patrimonio como un elemento primordial en el cultivo de un identidad local, esta cultura de conciencia por parte de la población y la necesidad de proteger el patrimonio de arquitectura moderna de la ciudad.

Esquema funcional, imagen: Nassia Panagiotidi/Mario Hidrobo
Esquema funcional, imagen: Nassia Panagiotidi/Mario Hidrobo

El resultado ha sido mas que un proyecto un plan que implica varios proyectos sincronizados de manera que la gestión digital permita ir creando una cultura en la que la intervención colectiva de la sociedad civil vaya generando un aprendizaje regentado por la administración para conseguir una catalogación del patrimonio de manera participativa.

imagen: lauragea.com

Centro de Innovación y tecnología

El verano pasado dedicamos gran parte de nuestro tiempo como equipo, a desarrollar un prototipo de lo que podría ser un centro de desarrollo de Innovación y tecnología.  El perfil del proyecto implicó por un lado la participación de una Organización multinacional que dentro de su planificación había considerado el análisis de un perfil de sostenibilidad social, encontrado particularidades especiales dentro de lo que podría ser un estudio con elementos de sistemas emergentes en todo sentido.SAM_1293

Imagen lauragea.com
Imagen lauragea.com

El pueblo Saharawi lleva cuarenta años viviendo en unas condiciones muy poco dignas al amparo de la beneficencia de la comunidad internacional, esto en gran medida ha generados una particular condición social y urbana  puesto que ese “amparo” aunque precario, ha sido parte de un efecto que ha impedido que la cultura saharawi tenga un canal o un hilo conductor para mantenerse y por otro lado, que reste estímulos a la cohesión  social.

Con estos antecedentes se nos propuso desarrollar un plan de intervención que genere qué por un lado el pueblo se vea estimulado y que por otro sea un semillero de oportunidades para generar mínimos emprendimientos de los elementos básicos necesarios en los campamentos.

imagen: lauragea.com
imagen: lauragea.com

Nuestra propuesta consistió en un centro integrado de innovación analógico-digital, que con el respaldo de instituciones externas  (a través de vía digital) generen una transmisión de conocimientos técnicos para la aplicabilidad de los proyectos de emprendimiento.

Por otro lado nos propusimos abordar el tema de la investigación y puesta en valor de los elementos culturales de este pueblo, a través de la investigación de los ámbitos más importantes de su cultura, como son, la gastronomía, el entorno , la artes literarias, entre  otras.  Con todos estos elementos planteamos un perfil de proyecto que quedó al análisis y la búsqueda de factibilidad del proyecto.